Estos días se está celebrando el juicio al tracker sueco The Pirate Bay, lo que ha vuelto a levantar la mirada al modelo utilizado en el primer mundo para defender los derechos de autor y limitar su distribución a quien pueda pagarlo utilizado por las grandes industrias de entretenimiento.

Leyendo sobre The Pirate Bay he leido un post de Fayerwayer en el que recomienda el visionado del documental “Good Copy Bad Copy”. Este documental ofrece una visión mundial y expone las opiniones a favor y en contra de como debe utilizarse la propiedad intelectual.