A estas alturas ya no me impresionan las excentricidades japonesas, se podría decir que “estoy curado de espanto”. Eso sí, no me dejan de sorprender con cosas inverosímiles.
El siguiente vídeo, trata sobre un videojuego para urinarios. Ya me imagino a más de uno, aguantándose las ganas, para batir el récord de la máquina.

Por: tumbosporjapon