Kiyomizu-dera es un conjunto de templos budistas situados al este de Kyoto. El templo recibe su nombre, Kiyomizu (清水) que significa “agua cristalina”, por el complejo de cascadas que se encuentran en las montañas próximas.

El hecho característico de este templo, son las vistas que ofrece de Kyoto. Desde una impresionante terraza de madera, soportada por cientos de pilares de madera, da la sensación que flota en el aire.
En la era Edo, era tradición que la gente saltara de la terraza para que se le concediera algún deseo. Si sobrevivían al salto de 13 metros, dicen que se cumplía el deseo. 😛


Kiyomizu-dera

Debajo del vestíbulo principal está la cascada Otowa-no-taki. En una fuente con tres vertientes de agua. Y es tradición que los visitantes llenen un cacito con el agua que cae de los vertientes, ya que se cree que tiene propiedades terapéuticas.No se porque, pero esta tradición parece más popular que la del salto de 13 metros. A la gente le cuesta más cuando ponen las cosas difíciles . 🙂

Kiyomizu-dera - Otawa-no-taki